MAX BEERBOHM

MAX BEERBOHM (1872–1956), mejor conocido como “el incomparable Max”, fue una parodista y dandi que lo mismo empleó el humor para criticar a los escritores de su tiempo —Henry James, Rudyard Kipling, H.G. Wells y George Bernard Shaw fueron algunos de sus blancos favoritos— que para entregarse al noble pero con frecuencia peligroso oficio de caricaturista. A Christmas Garland (1912) y Caricatures of Twenty-five Gentlemen (1896) son dos buenos ejemplos de sus talentos paralelos: tanto de la acidez desopilante de sus escritos como de la sofisticación despiadada de sus dibujos. Aunque se consagró mucho más al ensayo que a cualquier otro género, su obra maestra indiscutible es Seven Men (1919), volumen de relatos en el que figura “Enoch Soames”, una variante inteligente, audaz y al cabo melancólica del mito fáustico, recreado a la luz de la sed de posteridad. Escrito en 1918, “Going Out for a Walk” apareció en la antología de ensayos And Even Now, publicada en 1921.

TÍTULOS EN TUMBONA